Acabar con el turismo sexual

Igualdad quiere eliminar el turismo sexual, para algunos un problema que mundial que deriva de el sexo y el porno. Los turistas viajan a países para contratar servicios sexuales, o visitar los escenarios que se utilizan para grabar escenas subidas de tono y conocer a las actrices del momento.

A través de la ley se quieren enfrentar al turismo sexual

Igualdad es una de las primeras organizaciones de derechos humanos en reconocer que el ritmo al que trabaja el turismo sexual en la trata de personas y centrarse en eliminar con los operadores de turismo sexual. Para el 2001 comenzamos una coalición para la aprobación del Protocolo de Palermo, la primera guía internacional para combatir el trato, que se enfoca únicamente en disposiciones sobre el turismo sexual. Gracias a la labor de apoyo de Igualdad, en Estados Unidos se han logrado numerosos avances a escala estatal y federal en contra del turismo relacionado con el sexo y el porno.

La repercusión, terminará acabando con el turismo sexual

En el año 1996, se creó una campaña para luchar por el cierre de Big Apple Oriental Tours, una empresa de origen americana que explota mujeres y niñas de Tailandia y Filipinas. Para el 2007 se consigue modificar la ley contra la trata de personas, que provee a la policía y las herramientas necesarias para hacer un seguimiento adecuado a los operadores de turismo sexual. Luego de una serie de investigaciones, ayudamos a condenar en el 2013 al copropietario de la empresa, Douglas Allen, por promover la prostitución, el sexo y el porno destinado a los turistas.

Un poco más tarde, en el 2003, se aprobó la primera ley estatal estadounidense contra todo turismo relacionado con el sexo y el porno. El operador de turismo sexual Video Travel, una empresa que se encontraba en Hawai que explotaba mujeres y niñas tailandesas. Nuestra campaña y apoyo jurídico inspira a Hawai a presentar y aprobar la primera ley estatal en tipificar como delito el turismo sexual. A partir de ese momento, se le retira la licencia al propietario de Video Travel y no tiene permitido operar nuevamente en Hawai.

Continuando con su labor, en el 2005, se hace un llamamiento al Gobierno de Estados Unidos para terminar con el turismo sexual. Se hace una llamada para detener el turismo sexual y comenzar una investigación contra GF Tours, una empresa conocida por explotar niñas y mujeres en el Sudeste Asiático. Ejercemos presión para una aplicación más enérgica de las leyes federales en materia de lucha en contra de la trata, que tipifican como delito el turismo sexual, a fin de conseguir el cierre. Todos los esfuerzos consiguieron que GF Tours se retirara de todo el contenido sexual y pornográfico, pero necesitaría una investigación más profunda para desmantelarla por completo.

Para el 2006 se dicta la primera condena por turismo sexual en Nueva York. Este fue el caso de Jump Off Destinations, un operador de turismo relacionado con el sexo y el porno de Nueva York que viaja a República Dominicana, al fiscal del distrito Manhattan. En el 2007 el propietario se declara culpable siendo, la primera vez que usa la ley del estado de Nueva York  en prohibir la prostitución a través de un operador de turismo sexual.

Por último, en el 2011, se lidera un proceso civil en defensa de las niñas explotadas en Estados Unidos. A nombre de mujeres y niñas de origen brasileño, que eran explotadas sexualmente por un operador de turismo sexual estadounidense. Con la ayuda pro bono de bufete de abogados, se logró presentar la primera demanda civil que es conocida en virtud de la Ley de protección de las víctimas de la trata. La resolución del caso llegó en 2015. La persecución contra el turismo sexual por parte de Igualdad no ha cesado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *